El contenido de este blog se ha cedido al dominio público: puede ser copiado, parcial o totalmente, sin previo permiso de la autora.


miércoles, 11 de junio de 2014

Dos modelos sociológicos

          A. Teoría de la elección racional              B. Teoría de la elección pública

A. Teoría que carece de base científica, defendida por el imperante sistema económico-social.
B. Teoría que se apoya en los resultados de múltiples experimentos realizados en psicología y neurociencía

A. El ser humano es individualista y egoista; se comporta como una máquina de calcular
B. El ser humano es un ser sociable, dotado de empatía; es un ser con razón y sentimiento

A. Actividades del ser humano: producir, comprar y vender
B. Actividades del ser humano: pensar, crear, sentir.


A. Desconoce la existencia de derechos humanos. Distingue dos clases de ciudadanos: a) los que tienen dinero para participar en la economía y contribuir al crecimiento económico; y b) los que no tienen dinero y, por tanto, no contribuyen al crecimiento económico. Estorban.
B. Todos los seres humanos son iguales. Nadie elige su lugar de nacimiento. Distingue entre desarrollo humano y  crecimiento económico. Considera que el crecimiento económico no puede ser un fin en sí mismo, sino un medio para aumentar el desarrollo humano.

A. Conduce al  precipicio
B. Abre el camino hacia una cooperación social próspera y pacífica.

Se hace necesario un cambio de valores. Como señalan muchos pensadores, la actual crisis, además de económica y ecológica, es una crisis de valores. Tres crisis interdependientes; las tres deben resolverse al unísono.  

2 comentarios:

Elemento Cero dijo...

Yo me atrevería a decir que la crisis principal es la de los valores, y que solventando ese importante escollo las otras, de forma natural, empezarían a mejorar. Porque si el valor predominante nos habla de ser egoísta, de ningún modo nos vamos a preocupar por las injusticias sociales o los bosques amazónicos. Tenemos todavía mucho que aprender y aunque hay días en los que niego toda posibilidad de redención, en el fondo sé que nuestra especie está capacitada para hacer las cosas mejor, que todos sentimos por igual y que merecemos un mundo más justo, pero tenemos que luchar por ello.

Un saludo.

Juliana Luisa dijo...

Estimado amigo:
Estoy totalmente de acuerdo contigo. Por mi parte, oscilo entre el pesimismo y el optimismo. Me asustan todas las estrategias que se están empleando para que los jóvenes no piensen: artefactos tecnológicos, fútbol, fans de cantantes, pornografía, etc. (El IVA de las revistas de pornografía el muy inferior al de las revistas de cultura)
Muchas gracias por tu comentario