El contenido de este blog se ha cedido al dominio público: puede ser copiado, parcial o totalmente, sin previo permiso de la autora.


lunes, 4 de marzo de 2013

Privatizaciones

     Para hacer frente a una deuda que no hemos creado los ciudadanos sino que nos ha sido impuesta, los gobiernos "democráticos", sin contar con la opinión de los ciudadanos, pero obedeciendo instrucciones de los organismos que protagonizan el actual sistema económico, están privatizando todo. La ocasión es excelente para la adquisición de todo a precio bajo, pues el gobierno necesita dinero para pagar la deuda, no importa que ésta sea ilegítima, ni que los especuladores hagan que no sea fácil pagarla. La élite, a cuyo bando se han pasado nuestros representantes, está adueñándose de todo.

     ¿Qué significa eso para los ciudadanos? ¿Cuáles son las consecuencias? ¿Cómo será una sociedad en la que todo pertenece a grandes empresas?  La primera y principal consecuencia es que los ciudadanos que no tengan dinero no podrán disfrutar de ningún bien o servicio, aunque se trate de un bien común de la humanidad o se trate de un derecho humano: siempre será necesario tener dinero. Por otra parte, si algún servicio que ha pasado a manos privadas no da ganancias, se  suprimirá porque las empresas no están para hacer obras de caridad, sino para  ganar dinero, cuanto más mejor.

     Desde ahora, quien quiera educar  adecuadamente a sus hijos, tendrá que pagar; quien tenga una enfermedad, problemas durante el embarazo o sufra un accidente tendrá que pagar si desea ser atendido; quien quiera beber agua potable tendrá que pagar lo que indique la empresa que se ha adueñado del servicio; etc., etc.

     Puede que todo lo anterior parezca una exageración, pero se puede asegurar y poner ejemplos de que no es ninguna exageración. Uno de ellos puede ser el suministro de agua potable a la ciudad de Detroit (Estados Unidos). Diariamente un número no despreciable de domicilios son desconectados del servicio de agua potable por retraso en el pago de los recibos, debido, en muchos casos, a enfermedad o pérdida de empleo de algún miembro de la familia. Como consecuencia, los niños pueden contraer enfermedades por beber agua insalubre. Pero no terminan ahí las desgracias de estas familias: las Autoridades consideran que son familias que no pueden cuidar sus hijos en condiciones adecuadas y se los quitan para llevarlos internos a un hospicio (Visto en Agua: alerta incolora, "Noche temática", TV2, 17 de marzo de 2007)

     En la obra de ficción, Informe Lugano, su autora, Susan George, describe el contenido de un informe, confeccionado por un grupo de expertos, para establecer las estrategias a seguir con el objetivo de mantener triunfante el actual sistema económico a la largo del siglo XXI: sobran pobres. (Nadie ha sido capaz, hasta ahora, de desmentir los datos ni encontrar fallos en los argumentos empleados)

     El supermillonario Warren E. Buffett ha dicho recientemente que se trataba de una guerra entre ricos y pobres que habían ganado los ricos. Los ciudadanos tenemos obligación de demostrar a Buffett que ganar una guerra no es ganar la batalla. (Lamento muchísimo no encontrar ahora dónde leí ese comentario de Buffett)

4 comentarios:

JAS dijo...

Esta frase de Buffet es famosa y puedes encontrarla en conferencias de Buffet a los accionistas de su fondo Berkshire Hathaway, etc.
Al decir “Por supuesto que existe lucha de clases, y mi clase la ha ganado”, simplemente expresaba una realidad de nuestra sociedad capitalista en la que con la ley en la mano él pagaba menos impuestos que su secretaria. Por ello personalmente defiende que los “inversionistas” paguen los mismos impuestos que las rentas del trabajo.
Hay una web: “Patrióticos Millonarios” que piden a Obama que les suban los impuestos para que paguen igual que los asalariados: http://patrioticmillionaires.net/pmMeet.html

Artçiculos recientes en los que se cita esta frase:
http://larazon.pe/especial/2492-los-millonarios-de-eeuu-que-si-estan-de-acuerdo-en-pagar-mas-impuestos.html
http://www.elmundo.es/elmundo/2013/01/06/economia/1357482539.html

Juliana Luisa dijo...

Muchas gracias por tu información. He leído no solo los artículos que indicas sino tamibén los correspondientes comentarios.
Creo que mediante impuestos o de cualquier otra forma, es responsabilidad del Estado proporcionar a sus ciudadanos lo que son derechos humanos. Considero que todos los ciudadanos son responsables de que eso sea posible. Como distingo justicia social de filantropía considero que las donaciones son una cosa aparte.
No me parece que deba de tomarse como ejemplo a Estados Unidos. Una cosa es ser rico y otra muy distinta estar desarrollado desde el punto de vista humano (algo mucho más importante): hay países más pobres y con índices de desarrollo humano más elevados que Estados Unidos. (Es un tema del que he hablado en varias ocasiones a lo largo del blog)
Alguien dice que si los ricos quieren perder su guerra de clases es porque creen que, a la larga, será beneficioso. Creo que saben que un mundo con grandes desigualdades nunca será seguro, ni siquiera para los ricos. No lo digo yo, sino otras muchas personas como el anterior secretario general de la ONU.

Un saludo. Repito: muchas gracias por tus comentarios

JAS dijo...

El desarrollo, en un mundo desarrollado tecnológicamente, puede entenderse como el proceso de expansión de las capacidades de las personas que amplían sus opciones y oportunidades para satisfacer sus necesidades personales de una forma sostenible. Estas necesidades las jerarquizó Maslow en su conocida pirámide a mediados del siglo pasado. Si contemplamos estas premisas, estoy de acuerdo que el “desarrollo desde el punto de vista humano” no es patrimonio de los ricos, pero tampoco lo es de los pobres. Ni siquiera de los “instruidos”.
Sin embargo, ateniéndonos al proceso por el que una sociedad mejora las condiciones de vida de sus ciudadanos, a través de un incremento de los bienes con los que puede cubrir sus necesidades básicas y complementarias, y de la creación de un entorno en el que se respeten los derechos humanos de todos ellos, la “riqueza" entendida en términos de independencia económica, cubre los primeros peldaños de la pirámide y el individuo poseedor de los valores adecuados es libre de dedicarse a satisfacer las necesidades en un estado jerárquico superior. El pobre, bastante tiene con “sudar” para intentar conseguir las necesidades de rango inferior.
En cualquier tipo de “negociación a largo plazo”, la mejor técnica a emplear es la “win to win”, en la que se trata de ser creativo para lograr que todos ganen, aunque lo hagan en diferente proporción. Esto es aplicable a temas hogareños y también a la “lucha de clases”. Perseguir que unos ganen-aplasten al “contrincante-adversario”, puede representar beneficios puntuales para los vencedores, pero seguro que también conlleva resentimiento-odio y sed de venganza en los perdedores.
Esto es lo que apoya el sentido común, pero por mi experiencia he aprendido que el sentido común, demasiadas veces, desaparece en el fragor de la contienda y los hombres y mujeres se comportan como animales poco racionales.
Saludos

Juliana Luisa dijo...

JAS:
En primer lugar, muchas gracias por tu comentario: he aprendido muchas cosas, por ejemplo, desconocia la existencia de una psicología humanista y la pirámide de Maslow.
Cuando deía "desarrollo desde el puntode vista humano" estaba queriendo decir "posibilidad de que las personas alcancen el nivel de "autorrealización" que indica Maslow.
Las distintas revoluciones industriales marcaban el camino para que el ser humano llegase a ese nivel de vida, sin embargo, ha sucedido todo lo contrario: ha situado a prácticamente todas las personas, pobres y ricas, en los niveles más bajos. Desde mi punto de vista, es importante modificar el sistema que ha dado lugar a que eso suceda.
Tatalmente de acuerdo son que "la mejor técnica a emplear es la "win to win", que otros expertos describen como practicar juegos de suma no cero, único tipo de juego que puede llevar a la supervivencia de la especie humana.

Un saludo y, nuevamente, muchas gracias