El contenido de este blog se ha cedido al dominio público: puede ser copiado, parcial o totalmente, sin previo permiso de la autora.


sábado, 21 de noviembre de 2015

La barbarie de la guerra

     Repito lo que dije al final de mi entrada anterior: "hace falta más valor y sabiduría para tejer la paz que para armar o prolongar la guerra". Como dice Jaffrey D. Sachs en un artículo periodístico (El País, 3 de agosto de 2014), "líderes vanidosos e ignorantes se inclinan por la lucha sin propósitos claros ni perspectivas realistas para la resolución de los factores políticos, económicos, sociales y ecológicos subyacentes que dan lugar a las tensiones. Demasiados Gobiernos asumen una postura de disparar primero y pensar después".
     Después de escasamente cuarenta y ocho horas de tener lugar los recientes atentados de París, Hollande se dirigió a sus ciudadanos para anunciar la declaración de guerra contra ISIS.  ¿Pensó Hollande lo que suponía exactamente esa declaración de guerra? ¿Analizó seriamente los pros y los contras? ¿Pidió consejo a alguien?   Los atentados perpetrados en París no son los únicos cometidos en suelo europeo por ISIS, ¿por qué Francia es el único país que se ha sentido amenazado?
     Si los terroristas eran ciudadanos franceses, segunda o tercera generación de inmigrantes musulmanes, ¿no hubiera sido más sensato analizar qué ha podido fallar:: sistema educativo, pobreza, paro, falta de cohesión social,  etcétera.
     Por otra parte, ¿no sería interesante saber quién o quienes están suministrando las armas e infraestructuras, y procediendo a la financiación de ISIS?  El yihadismo no ha nacido de la nada ni se alimenta del aire. ¿Cuáles son las causas estructurales que hacen posible su existencia?
     Los atentados, de los que estamos hablando, han tenido lugar en París, pero tras la declaración de guerra de Hollande, caerán bombas muy lejos de la capital francesas y allí matarán a personas, niños y niñas que nunca estuvieron en París. Y ¿que sucederá ahora con los que habían empezado a huir de la guerra? ¿Hacia dónde podrán dirigirse? ¿En dónde podrán esconderse?
      ¿Piensa, Hollande, que mediante la guerra podrá matar a todos los terroristas y así librar a los franceses de este tipo de atentados?  Mientras, ¿cuántos soldados franceses y personas inocentes morirán?
     Además, ¿a cuánto ascenderá, en millones de euros, el coste de la guerra? ¿de dónde saldrán? ¿educación, sanidad, servicios sociales, ...?
     Iniciado el siglo XXI, ¿no sería sensato, y prueba de civilización, prohibir la fabricación de armas? Disminuiría el crecimiento económico de algunos países, pero ¿que importa? El crecimiento económico no está relacionado con el desarrollo humano, no tiene ninguna relación con el bienestar de las personas.

7 comentarios:

Camino a Gaia dijo...

En los exámenes responde con preguntas. Pero lo cierto es que obligan a pensar en mayor medida que las respuestas.
Para tenerlas todas (las respuestas) ya sabemos lo que hacen los que tienen el poder: cerrar el turno de preguntas (en ello están).

Rafael José Sanz Gómez dijo...

Rafael José Sanz Gómez


La guerra es lo peor que existe. Sin ellas, la humanidad haría tiempo que hubiera llegado -si es que alguna vez lo hubiera abandonado- a la perfección como sociedades en las que él único problema sería la muerte por causas naturales. En las guerras SOLO HAY VICITMAS.

Óscar Gartei dijo...

Es más, muchos problemas de enfrentamiento entre credos o movimientos sociales se deben exclusivamente a sus líderes, que a menudo acostumbran a arrastrar países enteros a luchas que la mayoría de la población no quiere. Son los jefecillos estos los responsables ulteriores de todo, tendrían que ser ellos los que fueran al frente a combatir los enemigos que han parido.

No os equivoquéis: ISIS es un invento de occidente; le conviene. Tener un enemigo fuera sirve para justificar atropellos dentro, desviar la atención de otros problemas -financieros- y reforzar la piscina de votos derechistas. Tanto los terroristas, como las víctimas, son títeres de los que manejan los hilos; ninguno es libre.

galanygarciah dijo...

Las guerras producen , muerte , sangre , terror , horror , dolor , sufrimiento , enfrentamientos , odio , resentimiento , destrucción de personas y territorios . ¿ Que solucionan ? ¿ quienes las promueven ? ¿ para que las promueven ?

Juliana Luisa dijo...

Camino a Gaia, Como bien dices, las preguntas, aunque lleven implícita la respuesta, obligan a pensar, en mayor o menor medida, que un texto expositivo. De todas formas no sabemos, a ciencia cierta, que pensaba o piensa Hollande.

Rafael. Aunque el ser humano, no es un ser angelical (¡menos mal!) hace tiempo que las guerras debían haber desaparecido. Es una fase del proceso de humanización que ya debía estar superada. Pero ...

Oscar. Desde mi punto de vista, la guerra nunca, nunca debe ser decretada por el que detenta el poder político. Por lo menos por decencia: está jugando con la vida de inocentes, no con la suya o de su familia y amigos.

De acuerdo con Galán: las guerras solo producen muertos de inocentes,

Un saludo a los cuatro

Rafael José Sanz Gómez dijo...

Rafael José Sanz Gómez

Es que las guerras paralizan todo avance social que pueda hacerse, destroza cualquier intento de que una sociedad se estabilice y prospere, masificando el poder -las estructuras de todos los estados se crearon para poder declarar la guerra- de manera que las perspectivas de mejorar las relaciones entre las personas se abandonan en pro del dios Marte y la destrucción de las tierras, la Tierra y la gente. La miseria no produce buenas relaciones, la injusticia ahonda en los crímenes y sin poder comer y tener una vida digna no se puede ser felices. Los estados de carestía moral y material no son sino los prolegómenos y las consecuencias de las guerras. No hay más que mirar los libros de historia para ver los encadenamientos de guerras y preparación para ellas. Mil años de Paz cambiarían la sociedad totalmente, dejarían de existir los actos de violencia, que se amparan y justifican en las atrocidades que se cometen en aquellas.

Vicky Moreno dijo...

No te había leído, querida amiga.. Siento haberme perdido tan interesantes entradas. Estoy totalmente de acuerdo contigo, como siempre. Tus preguntas son las esenciales e incluyen respuestas evidentes. No se puede decir mejor.