El contenido de este blog se ha cedido al dominio público: puede ser copiado, parcial o totalmente, sin previo permiso de la autora.


lunes, 22 de enero de 2018

Especie humana



Ante la avalancha de inmigrantes un candidato político italiano, cuyo nombre o partido no me parece oportuno indicar, mencionó la necesidad de defender la “raza humana”. (El País, 17 de enero de 2018).  Según el Diccionario de la Lengua Española (DLE), recibe el nombre de “raza” “Cada uno de los grupos en que se subdividen algunas especies biológicas y cuyas características diferenciales se perpetúan por herencia”. Está ampliamente demostrado que en la especie humana no existen “razas”. A través del ADN es imposible distinguir, por ejemplo, un blanco de un negro. La persona que ha empleado esa palabra lo ha hecho para justificar su propuesta de discriminar o perseguir otros seres humanos.
Me parece oportuno señalar que, no obstante, en la especie humana existen individuos que son más humanos que otros, son más civilizados que otros. Ello se debe a que en los miembros de la especie humana se distinguen dos procesos: hominización y humanización. El proceso de hominización supuso la progresiva transformación de un linaje de primates en humanos; es un proceso que incide directamente en la anatomía. Por otro lado, el proceso de humanización incide directamente en la conducta, un proceso de evolución sociocultural del ser humano; poco a poco, los miembros de la especie humana son cada vez más humanos. 
El concepto de ser humano hace referencia a un ser que, a diferencia de los restantes seres vivos, ha logrado desarrollar sentimientos conscientes y manejables entre los que destacan la solidaridad, el amor al prójimo, la empatía, el compromiso con determinadas causas, etc. Si bien el ser humano también tiene, en su esencia, muchos elementos negativos, todos estos caracteres son exclusivos de él y los animales no pueden desarrollarlos consciente y racionalmente.
Según Eudald Carbonell, arqueólogo de reconocido prestigio internacional, la humanización de la especie humana no se ha alcanzado, es un proceso lento y no siempre lineal. Solo se llegará a ella con un pensamiento social crítico.  
Son muchas las personas que, en la actualidad, sienten la urgente necesidad de construir un mundo más humano. Es la cuestión más importante con la que, en estos momentos y debido a algunos de los últimos a avances técnicos, debe enfrentarse la humanidad. Necesitamos avanzar en el proceso de humanización para evitar el derrumbe de la civilización y salvar a la Tierra.


2 comentarios:

Joaquín Martínez dijo...

Muchos emplean el término "raza" como sinónimo de "especie", es decir, el contenido por el continente. Quizás ese político italiano quiso decir "defender a la especie humana". Sólo el contexto puede sacarnos de dudas.

Juliana Luisa dijo...

Me duele decir que ese político no quería decir "defender a la especie humana", sino a algunos miembros de la especie humana, aquellos al pertenecían a la "raza blanca.

Como siempre, gracias por en comentario. Un saludo