El contenido de este blog se ha cedido al dominio público: puede ser copiado, parcial o totalmente, sin previo permiso de la autora.


domingo, 13 de mayo de 2012

Eficiencia en el uso de recursos naturales y consumo

     Los autores del Informe al Club de Roma Factor 4. Duplicar el bienestar con la mitad de los recursos naturales indican que "el sueño de las materias primas baratas pronto se acabará" y que "cuando se presenten síntomas de agotamiento -sea por falta de reservas, sea por la incapacidad del medio ambiente para absorber las emisiones y los residuos- y las tendencias de los consumidores sigan apuntando hacia arriba, podrían producirse explosiones de los precios repentinas, agudizadas por la política o la especulación, que afectarían sobremanera a la economía y, sobre todo, a los pobres".

     Se indica, en este informe, que, en un principio, se podría suponer que "la revolución del factor 4 reducirá de manera sensible el consumo de recursos en los países industrializados", pero que, sin embargo, solo eso no reduciría  el consumo, antes al contrario, el consumo se cuadruplicará y "no quedará nada para reducir el desgaste de la naturaleza".

     Este fenómeno, ampliamente estudiado por muy diferentes expertos, recibe el nombre de "efecto rebote". Todo proyecto técnico, toda mejora de la productividad, en vez de reducir el consumo de materias primas y energéticas conduce a un mayor consumo. Por ejemplo, con la revolución informática se pensó en una futura desaparición del soporte papel; sin embargo, desde entonces, se ha detectado un gran aumento en su consumo.

     Pedro Linares, profesor de la Universidad Pontificia de Comillas y miembro de la cátedra BP (British Petroleum) de Desarrollo Sostenible, es autor de un detallado artículo acerca de "El efecto rebote de la eficiencia energética" en el analiza las posibles razones de este fenómeno.

     También está dedicado a este tema uno de los artículos a los que nos tiene acostumbrados Ramón Morata: "El efecto rebote, o porqué ser más eficiente no necesariamente es siempre mejor". 

     Según los autores de Factor 4, "en una economía de mercado, la señal para frenar el consumo debería partir, en primer lugar, de los precios", y proponen una bien diseñada reforma fiscal ecológica, no "simples impuestos que significarían lisa y llanamente un encarecimiento de la vida".

  

6 comentarios:

Elemento Cero dijo...

El ser humano ha cambiado las reglas, y ahora la selección natural es en realidad una selección "económica", liderada por el crimen organizado (bancos, organizaciones financieras, gobiernos...). Pese a los posibles problemas de suministro futuros, los adinerados no pasarán hambre; por ejemplo, apuesto a que esas semillas guardadas en el Permafrost no estarán destinadas a alimentar a los pobres en caso de necesidad...

En cualquier caso, efectivamente, la mejora de eficiencia nos lleva a producir más en menos tiempo, por lo que al final se consumen muchos más recursos -y eso unido al modelo actual, es una muy mala combinación-. Hay que replantearse los precios y, sobre todo, la actitud consumista e industrial que pone en jaque a nuestro futuro.

Un saludo.

Arcadio R. C. dijo...

La economía como ciencia se justifica porque ea necesario resolver el dilema de que los recursos son limitados y las necesidades ilimitadas. Ocurre como con la expansión de los gases, por muy grande que hagamos el espacio siempre lo ocuparán todo. Así el nivel del consumo se situará siempre al limite de la producción.
El dilema no parece tener solución, de hecho las civilizaciones pasadas han desaparecido por haber agotado la capacidad de crecimiento o por haber agotado los recursos; dos formas de llegar al mismo fin.
¿Cuanto le queda a la nuestra?

Juliana Luisa dijo...

A mi juicio tenemos que replantearnos nuesra cultura. A ello me propongo dedicar una de las próximas, aunque, desde otro de punta algo distinto ya he hablado de ello.
En cuanto a las necesidades ilimitadas, depende de lo que entendamos por necesidades. Son "ilimitadas" y en ellas incluimos los caprichos; ya lo decía Gandhi (lamento no recordar ahora la frase exacta): las necesidades son limitadas, lo que son ilimitados son los caprichos o deseos.

Gracias por vuestra colaboración.
Un saludo

azpeitia dijo...

Muy interesante tu blog y en concreto este post...pensamos igual...un abrazo desde azpeitia

Titiriteiro dijo...

Hola Juliana Luisa, me he quedado de piedra con eso del "factor 4" y del "efecto rebote". Muy interesante.

Juliana Luisa dijo...

Gracias por vuestra visita.

Un saludo