El contenido de este blog se ha cedido al dominio público: puede ser copiado, parcial o totalmente, sin previo permiso de la autora.


domingo, 13 de enero de 2013

Bolivia. Nacionalización de Iberdrola

     En este blog ya se ha hablado de la "guerra del agua" que tuvo lugar en Bolivia, como consecuencia de las políticas de privatización impulsadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial. Es esa "guerra" participó activamente Evo Morales.

     La experiencia de la guerra del agua sirvió para lanzar otras batallas. Una de ellas fue la relacionada con el gas y provocada por una injusta ley de hidrocarburos,  por la que la ONG  Intermón Oxfam acusó a Repsol repetidas veces.

     En una noticia, que llevaba por título "De la guerra del agua a la del gas", se recogía la opinión del economista Eduardo Michel de la Universidad Católica de Cochabamba, que recordaba que "el país andino exportó desde la colonia minerales a todo el mundo".   Según este economista:

     "El gas es el último recurso natural que le queda a Bolivia. El estaño y la plata se agotaron. (...) Hay que transformar el gas en electricidad. En el antiplano el campesino trabaja de día, pero no puede estudiar de noche ni tener ordenador por falta de luz. El problema es que no es posible esa industrialización sin la ayuda de socios extranjeros ".

     ¿Qué ha pasado, ahora, con Iberdrola?

     Según una noticia del diario El Mundo, "el Gobierno boliviano ha justificado la expropiación de las filiales de la española Iberdrola en este país con el argumento de que la firma no quiso ampliar la distribución de electricidad en las áreas rurales de las regiones de La Paz y Oruro, ni igualar las tarifas de esas zonas con las de las ciudades". 
    
     Además, en esa misma noticia se indica, por una parte, que la viceministra de Electricidad dijo en una entrevista que la nacionalización se ampara en la Constitución promulgada en 2009, que establece que los servicios básicos son un "derecho universal"; y, por otra, se explica de qué forma el Gobierno boliviano equilibrará las tarifas eléctricas entre  las áreas urbana y rural de las regiones de La paz y Oruro: usará un 15 % de las ganancias de una empresa eléctrica boliviana, para aplicar "una suerte de subvención a los costes en el área rural, sin subir ni bajar el precio del servicio en las ciudades".

     En la Unión Europea, parece que no hay ningún servicio que sea "derecho universal", todos son mercancía.

     En cuanto a Iberdrola, esta empresa forma parte de un oligopolio que hace posible que los españoles paguen la factura de la luz más elevada de toda Europa, excepto Chipre y Malta. Problema no resuelto hasta ahora por ningún gobierno. (Véase el documental emitido por la Sexta el 18 de noviembre último http://vimeo.com/53834344)

8 comentarios:

Arcadio R. C. dijo...

Un magnífico y revelador artículo. Has dado en el clavo al enlazar esta lucha de Evo con aquella guerra del agua. Los accionistas de estas multinacionales verán estas acciones como un expolio, pero el robo es el que ellos perpetran a diario a estas poblaciones indefensas. Afortunadamente los bolivianos han encontrado un buen método de defensa.
Ojalá aprendiéramos ppor aquí.
Saludos.

Elemento Cero dijo...

Para mí los grandes enemigos de la humanidad son estos grandes aglomerados de empresas que se dedican al expolio. Se van a otro país a robar, dejando a la población local en la miseria, y luego encima se quejan. Yo soy español y no me causa ningún pesar que les hayan nacionalizado las filiales; pienso que tendrían que darles golpes más duros y dejar en manos de la población los bienes que son de todos.

Un saludo.

Inma dijo...

En el mundo globalizado unos pocos reparte el pastel y los otros vemos como se lo comen. Es así, y mientras no tomemos conciencia activa no habrá más. Las multinacionales energéticas llegan al país y pactan con el gobierno de turno, sin consultar con los verdaderos depositarios de la voluntad popular. Es así en todos los sectores de la economía y, sobre todo, en la mayoría de paises en desarrollo.
Muy acertada.
Cordial saludo

Juliana Luisa dijo...

Una parte importante de los países en desarrollo están dándose cuenta del expolio que practican la mayor parte de las grandes empresas.

Según un Acuerdo del Grupo Mundial, y posteriormente, según un Acuerdo de la Organización Mundial de Comercio, cuando un gobierno nacionaliza una empresa debe pagar por ello.

Estoy de acuerdo con Arcadio y Elemento Cero en que se trata de un robo de recursos naturales, aprovechando el hecho de que esos países carecen de la tecnología necesaria.

Coincido con Inma conciencia activa y obrar en consecuencia. Constituimos una comunidad global y debemos cumplir una serie de reglas para convivir. Estas reglas deben ser equitativas y justas.

Muchas gracias por vuestras aportaciones

J. Felipe dijo...

Pero es curioso Juliana, fíjate como a pesar de que en cualquier terraza, en la barra del bar o en cualquier tertulia en el super o en la tienda de la esquina, todo el mundo está de acuerdo en que los de Iberdrola, Repsol, Endesa, Telefónica, etc. etc. son unos tales y unos cuales por no decir aquí ninguna estulticia malsonante y, ahora que hay gobiernos que deciden enfrentarse a ellas, sacan su espíritu patriotico -patrioterismo que digo yo-, y las defienden a capa y espada.

Como ya me habrás visto decir en alguna ocasión... "pa mear y no echar gota".

Un saludo.

Juliana Luisa dijo...

J. Felipe estoy de acuerdo contigo salvo en una cosa. Es cierto que la mayoria de las personas, a pesar de que en estos momentos los problemas con que nos enfrentamos, además de estar interrelacionados, son mundiales, piensa en términos de "patria" y no de "mundo"; no se consideran "ciudadanos del mundo", además de "españoles". No estoy, sin embargo, de acuerdo en la expresión, "ahora que hay gobiernos que deciden enfrentarse a ellas". ¿Acaso el gobierno ha iniciado alguna acción en contra del oligopolio de la energía que opera en España? El grave problema que tenemos a nivel global es que los mercados han desplazado a los gobiernos.
Un saludo

Camino a Gaia dijo...

Los oligopolios vienen a ser la mano negra de las plutocracias.
Nuestra constitución se ha modificado (artículo 135) no para garantizar servicios básicos universales ni fortalecer la democracia, sino para crear una puerta trasera por donde el sistema financiero especulativo pueda entrar a saco a saquearla.
Un saludo

Juliana Luisa dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Un sociólogo hablaba de "muerte lenta de la democracia"; ahora la democracia está en coma profundo. Tenemos que intentar por todos los medios a nuestro alcance a que "resucite" más fuerte: nos jugamos muchas cosas.

Un saludo