El contenido de este blog se ha cedido al dominio público: puede ser copiado, parcial o totalmente, sin previo permiso de la autora.


domingo, 16 de octubre de 2011

¿Mala suerte o injusticia?

     ¡Qué mala suerte haber nacido en Somalia y no en Francia!

     Nadie elige donde va a nacer. La injusticia no es cuestión de mala suerte. Los millones de seres humanos que padecen miseria no han tenido mala suerte: son víctimas de un sistema económico injusto. 

     Y la justicia es un asunto de hombres y mujeres que creen en la igualdad esencial de todas las personas; que creen que todos tienen el mismo derecho a ser dueños de su vida, con independencia de la raza, la religión, el lugar de nacimiento o el sexo. Por eso, debemos hacer todo, lo posible e imposible, para evitar que eso siga sucediendo. 

4 comentarios:

Kuahsar dijo...

Cuanta razón tienes, pero por mucho que intentemos cambiar, al final los que mandan son los de arriba, y ellos me temo que van a seguir igual.

Diego Escribano C. dijo...

Buen texto.Tienes toda la razón

Lorenzo Garrido dijo...

Es esta una buena razón para movilizarse contra el sistema.

Juliana Luisa dijo...

Lorenzo Garrido que me conoce más, sabe que mi opinión es que si lo intentamos, puede cambiar la stuación. Hay que modificar algunas cosas de nuestro actual sistema económico y social.