El contenido de este blog se ha cedido al dominio público: puede ser copiado, parcial o totalmente, sin previo permiso de la autora.


viernes, 28 de octubre de 2011

Propuesta de cambio

     Debido a que el actual sistema económico y social no es justo ni compatible con las características del ser humano (empatía, solidaridad, creatividad, ...) y no permite hacer frente a los problemas que, en estos momentos, debe afrontar la humanidad: la paz y la guerra, la seguridad, el medio ambiente (contaminación, falta de espacios para albergar los residuos, cambio climático y carácter limitado de los recursos naturales), las crisis financieras, las migraciones o los efectos de de las innovaciones científicas, cada vez con más insistencia y más argumentos se está abogando por un cambio de sistema.

     Analizando los datos de que se dispone se puede afirmar, sin lugar a dudas, que el cambio que se necesita es muy semejante al que tuvo lugar en Astronomía, en la época de Copérnico: todos los indicios apuntan a que es necesario un cambio en el eje alrededor del cual gira todo.

     En la actualidad, todo el sistema económico y social gira en torno al "crecimiento económico". El cambio que lentamente esta emergiendo, pero que, dadas las circunstancias, necesita ser llevado a cabo con urgencia, consiste en colocar como eje, alrededor del cual gire todo, al "desarrollo humano".  El "desarrollo humano" está relacionado con el grado de dignidad en el que vive la población, es decir, su calidad de vida y bienestar.

     En este nuevo sistema, el crecimiento económico pasa de ser un fin en sí mismo a ser un medio para que los ciudadanos alcancen una vida plena, que les capacite para disfrutar de una multitud de bienes que tienen razones para valorar y que no se interrumpa por enfermedades curables.

     Como sucede en la ciencia, cuando los datos experimentales exigen un cambio de paradigma, será necesario dedicar tiempo a estudiar los fallos que tenía el antiguo sistema y las posibilidades que ofrece el nuevo; si bien es verdad que los cambios en el campo económico y social son muchos más complicados que en el campo científico. En el campo económico y social intervienen variables que están ausentes en la ciencia.

     Porque es necesario dedicar tiempo para la reflexión y el debate, se seguirá hablando de ello.

5 comentarios:

Elemento Cero dijo...

Me gustaría pensar que llegaremos a ese cambio en el seno de la humanidad que nos permita vivir épocas de paz y prosperidad. Hoy por hoy, el dinero nos está lastrando, en dirección a un negro pozo del que no podremos escapar a menos que nos libremos de él. Nos hemos equivocado, y nuestra creación -el dinero- se está apoderando de nuestras vidas. Tenemos que ponerle fin ya abrir puertas nuevas.

Lorenzo Garrido dijo...

De acuerdo con Óscar. El trueque era un sistema infinitamente más humano, más justo. El dinero corrompe y destruye.

J. Felipe dijo...

El crecimiento continuo ha sido un error y los resultados de tamaña falacia están a la vista. El problema es que la avaricia y la vanidad humana han acabado desbordando el vaso y, con respecto a otras épocas, se han desarrollado hombres y mujeres por doquier con unas riquezas otrora inimaginables. Y ello les ha dado el poder, tanto poder que a traves de su industria mediática pueden manipular a las personas jugando solo con esa pizca de vanidad que todo humano tiene en si mismo. Nos estamos jugando muchísimo. Ahora estamos presenciando el desmantelamiento del Estado del Bienestar y después acabarán con la democracia. ¿Qué hacer para que el mundo se dé cuenta de ello? Esa es la gran pregunta que, creo, debemos hacernos. Un saludo a todos.

Lorenzo Garrido dijo...

Felipe, yo pienso que la democracia ya está muerta. Hoy es papel mojado, y eso en todas las partes del mundo. No hay excepción a la regla.

Juliana Luisa dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios. El cambio que señalo no es nuevo: hace tiempo que está lentamente emergiendo. Es misión nuestra ayudar a que sea más rápido.
Un saludo