El contenido de este blog se ha cedido al dominio público: puede ser copiado, parcial o totalmente, sin previo permiso de la autora.


viernes, 21 de octubre de 2011

Democracia real

     "Democracia real" fue una de las expresiones más coreadas cuando nació el movimiento 15-M y, aunque se refería a la situación en España, creo que se debe mirar más lejos: hacia las instituciones internacionales que tienen secuestrados a nuestros políticos, no porque ello les libre de culpa, sino porque no se puede reformar lo que se desconoce.

     En las últimas décadas se han multiplicado las instituciones ademocráticas, es decir, aquellas que, en palabras de Joaquín Estefanía, en el libro ya mencionado (pág. 30), "son independientes de los poderes políticos e irresponsables ante ellos en el sentido jurídico del término". Se trata de instituciones internacionales (Fondo Monetario Internacional , Organización Mundial de Comercio y Banco Mundial) y supranacionales (como el Banco Central Europeo) o los bancos centrales, que tienen un fuerte grado de independencia respecto a los gobiernos.

     Si el poder de estas instituciones ademocráticas sobre los ciudadanos se vuelve absoluto (sin control) -que es lo que está sucediendo-, "la institución se sitúa por encima de la ley, y en esta medida se diferencia y se separa de la sociedad civil, que somos todos". Joaquín Estefanía indica en ese libro (pág. 31) que estas instituciones se protegen de la democracia porque recelan ante la voluntad de los ciudadanos; temen que la mayoría de un lugar pueda exigir la redistribución de la renta y la riqueza: "dicen que uno de los principales defectos de la democracia es que provoca constantemente una presión a favor, por ejemplo, del desarrollo de programas sociales cada vez más caros y, que, por tanto, van en detrimento de la eficacia del sistema"; estos programas son como "granos de arena que dificultan el funcionamiento de toda la maquinaria".

     Este periodista señala, igualmente, que "los Estados más eficaces desde el punto de vista del mercado son aquellos que gozan de mayor autonomía frente a la soberanía de los ciudadanos. A falta de una dictadura, el único recurso que queda para beneficiarse todo lo posible de las ventajas del mercado sería confiar responsabilidades cada vez más importantes a instituciones que se encuentren estatuariamente al margen de la presión de los ciudadanos. (Cómo ejemplo véanse los estatutos del Banco Central Europeo y analícese cómo funcionan las instituciones internacionales indicadas)

     Según Joaquín Estefanía (pág. 35), George Soros, uno de los financieros que más se ha beneficiado del sistema, ha dicho: "Los mercados votan cada día, obligan a los gobiernos a adoptar medidas ciertamente impopulares, pero imprescindibles. Son los mercados quienes tienen sentido de Estado".

     En resumen, ha tenido lugar un desplazamiento de poder de los gobiernos a los mercados. Ahora que estamos sufriendo las consecuencias de ese desplazamiento -si nos hubiéramos dado cuenta antes se hubieran evitado muchos sufrimientos en los países del Tercer Mundo-  corresponde a los ciudadanos recuperar la democracia perdida.

7 comentarios:

Inma dijo...

Excelente entrada, Juliana.
Los ciudadanos somos, en parte, consentidores de la situación actual. Hemos dejado que gobernaran en nuestro nombre, muchos renunciaron a su derecho al voto en base a excusas inadmisibles. Ahora, los gobiernos están atados a los dictados de los sectores financieros, y gracias a movimientos ciudadanos se pueden ver cambios en las actitudes de los politicos y en sus programas. Falta que se materialicen y que se vaya judicialmente a por todos los que se han beneficiado con la crisis. Hay medios, sólo falta voluntad y quitarse el miedo.
Un cordial saludo

Elemento Cero dijo...

Yo lo que me pregunto es lo siguiente: ¿de qué sirve un sistema "eficaz" si no tiene en cuenta a las personas? Somos todos compañeros de viaje, todos hemos de decidir el rumbo de nuestros sueños. Los que no lo ven así, se han perdido por el camino; los organismos supranacionales y eminentemente económicos son la antítesis del ser humano.

Lorenzo Garrido dijo...

Yo diría que ha habido no un 'desplazamiento' del poder del Estado a los bancos, sino una 'usurpación' del poder, es decir, un golpe de estado encubierto, clamuflado por parte de los poderes financieros. Son grupos ultraliberales, conservadores al máximo, que se han hecho con las riendas del poder.

Camino a Gaia dijo...

Creo que sin esos granos de arena, el sistema simplemente se desboca y pierde su capacidad de autoregulación. confundimos volar con caer. Explotar los recursos cada vez mas rápido, cada vez con mayor "eficiencia" solo nos acerca al abismo a mayor velocidad.

Juliana Luisa dijo...

Inma, estoy totalmente de acuerdo en que, por distintos motivos, no hemos sabodo o querido comportando como verdaderos ciudadanos de un país democrático. Federico Mayor diría que nos hemos conformado con ser simples súbditos

Elemento Cero, debo decirte coincido contigo en eso de antítesis del ser humano; me ha recordado a un filósofo que decía que tener configuración humano no es el único requisito para pertenecer al género humano. Sin ciertamente, la antítesis del ser humano.

Lorenzo Garrido, yo también creo que ha habido una especie de golpe de Estado. Creo que no somos loa únicos que opinan así.

Camino a Gaia.. la publicidad en televisión dice que se autoregula, pero es un engaño para que compremos los productos que anuncían. No sé si sabes que el portavoz de los intereses de las grandes empresas dijo, en una ocasión, que no querían suprimir los gobiernos, sino, simplemente, reducirlosa un "tamaño que les permitiera arrastrarlos al cuarto de baño y ahogarlos en la bañera".

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

J. Felipe dijo...

Gracias a ti por tus textos. Por mi parte creo que todos, en mayor o menor medida, tenemos cierta culpa de lo que ha pasado. Quizá nos volvimos cómodos, aunque siguieramos siendo críticos. Pero sí que se podía adivinar que esto o algo así tendría que pasar. Pero dejamos a los políticos que se hicieran serviles... y ahora casi no son nada. Tenemos que seguir luchando y desde blogs como este intentar abrir los ojos a la gente de cómo se ha llegado a esto, en donde estamos y de no mediar un cambio profundo en el sistema, hacia el trágico final donde vamos. Saludos a todos.

Juliana Luisa dijo...

J. Felipe, entre todos debemos intentar corregir errores cometidos. Debemos intentarlo por solidaridad hacia los seres humanos que están -en buena parte,por nuestra culpa-, peor que nosotros, y por egoismo porque queremos que la humanidad sobreviva, porque queremos que nuestros hijos, nietos, tataranietos, ... vivan en un mundo digno de ser vivido.