El contenido de este blog se ha cedido al dominio público: puede ser copiado, parcial o totalmente, sin previo permiso de la autora.


viernes, 7 de octubre de 2011

Pensamiento creativo

     Una de las personas convencidas de que, como decía Einstein, "no puede resolverse un problema pensando de la misma forma que cuando se creó", es Edward De Bono, psicólogo por la Universidad de Oxford y reconocido experto mundial en técnicas de pensamiento creativo e innovador. Cuando Eduard Carbonell, catedrático de Prehistoria, codirector del yacimiento de Atapuerca y premio Príncipe de Asturias, mencionaba la necesidad de "generar conciencia de especie" como medio de acelerar el proceso de humanización, estaba refiriéndose a esa clase de pensamiento.

     El concepto de pensamiento creativo se puede definir de varias maneras. Se puede decir que consiste en el desarrollo de nuevas ideas y conceptos, o en la habilidad para formar nuevas combinaciones de ideas, que se realiza para satisfacer una necesidad. Una importante característica del pensamiento creativo es que siempre conduce a un resultado y se traduce en alguna forma de acción, ya sea interna o externa.
 
     Einstein decía que "la crisis es la mejor bendición que puede sucederle a las personas y a los países porque la crisis trae progresos". El pensamiento creativo surge, por definición, para satisfacer una necesidad. Einstein precisaba: "El inconveniente de las personas y los países es la pereza por encontrar salidas y soluciones. (...). Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer superarla". En la misma línea, Edward De Bono sostiene que para encontrar una solución a la crisis económica actual es necesario que la sociedad aprenda a pensar de forma diferente: "la principal amenaza de la humanidad es la estrechez de nuestro pensamiento, nuestra incapacidad para pensar de forma creativa".

     De Bono indica: "Ahora mismo, el gran reto que exige el mundo es que la humanidad cambie de paradigma, es decir, cambie nuestra manera de ver y de interactuar con la realidad, aprendiendo a diseñar el futuro en consonancia con nuestros verdaderos valores y necesidades humanas. No podemos seguir funcionando desde nuestro egoísmo y egocentrismo. Es hora de funcionar desde el nosotros, desde la cooperación y el altruismo, a partir de lo que podemos crear verdadero sentido a nuestra existencia".

     Lo mismo que Einstein, este experto en técnicas de pensamiento creativo e innovador indica que "no hay nada que genere mayor creatividad que ver las cosas tal como son en vez de cómo nos gustaría que fueran". Y añade:  "Aunque muchos siguen aferrándose a su zona de comodidad, donde se encuentran sus viejos hábitos, algo se está cociendo lentamente en nuestra sociedad. La pregunta que uno debe hacerse es: ¿todavía no he cambiado de paradigma?".

     Nota. Las expresiones entrecomilladas que se han puesto en boca de Edward De Bono pertenecen a una entrevista concedida aprovechando un viaje a Barcelona, donde participó en una reunión de exalumnos de EADA (Escuela de Alta Dirección y Administración), publicada en el suplemento Negocios de El PAÍS del 8-III-04. Ya he dicho que colecciono -en realidad, coleccionaba- recortes de periódico. 

3 comentarios:

J. Felipe dijo...

Lo que dices en tu artículo es elemental y más que evidente. La cuestión está en ¿porqué esto no ocurre? Desde mi punto de vista pienso que una parte importante de la población se ha dejado influenciar por la todopoderosa industria mediática que ha sabido manipular la vanidad humana y ha logrado que la misma sitúe en un mismo plano dos conceptos tan dispares como riqueza y felicidad. Pero, también parece obvio que algo está cambiando y de ahí todos esos movimientos sociales que se están dando en la calle en contra del modelo establecido. Otra cosa son los políticos que han vendido su alma al diablo por variadas razones -por no extenderme en exceso-, y donde, además, se ha juntado la "baja" calidad de los mismos.
http://felipepozueco.blogspot.com/

Juliana Luisa dijo...

La mayor parte de la humanidad ha sido hipnotizada por la "economía de nercado". Ahora se están haciendo patentes las consecuencias y está empezando a despertar.
Estamos de acuerdo.
Un saludo

Luisa Hurtado González dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.