El contenido de este blog se ha cedido al dominio público: puede ser copiado, parcial o totalmente, sin previo permiso de la autora.


jueves, 26 de enero de 2012

Elinor Ostrom

     Mientras que el "modelo" de la elección racional  no ha sido avalado por ningún estudio serio, el "modelo" de la elección pública, defendido por Elinor Ostrom, se basa en concienzudos estudios.

     Se considera que Ostrom es una de las estudiosas más destacadas en el área de los recursos compartidos o bienes comunes, en particular, respecto a cómo los seres humanos interactúan a fin de mantener a largo plazo los niveles de producción de recursos comunes, tales como bosques y recursos hidrológicos, áreas de pastizales, etc.  

     El trabajo de Ostrom es humanista y científico. Esta profesora quiso entender cómo funcionaban las sociedades humanas en toda su variedad; para ello se acercó personalmente al objeto de estudio, desde el gobierno local en California a sistemas de irrigación en Nepal y todo lo que hay en medio.  Si se le quita el lenguaje académico, se traduce en un programa de investigación que comienza con los seres humanos, sus propósitos y planes, y acaba con la búsqueda de soluciones voluntarias a difíciles problemas sociales a través de normas, convenciones y reglas".

     Demostrada la imposibilidad de mantener los recursos si las personas responden al "modelo" de la elección  racional  o mediante la gestión por los gobiernos, Elinor Ostrom ha demostrado -a través del estudio de diversas sociedades que han preservado los recursos comunes y evitado el colapso ecológico- que "los grupos descentralizados pueden desarrollar varios sistemas de reglas que permitan hacer surgir la cooperación social a través de la asociación voluntaria" y llevar a cabo una adecuada gestión de los recursos.

     Responde a este modelo la  Fundación Lonxanet, apoyada por Ashoka: los pescadores han pasado  de ser meros recolectores de pescado a "gestores del medio ambiente marino"  que buscan una mayor eficiencia de los recursos marinos, al mismo tiempo que garantizan su sostenibilidad.

     (NOTA. He sabido de la existencia y teoría de Elinor Ostrom a través del libro de Thomas Homer-Dixon. Como no he sido capaz de encontrar bibliografía en español, todo lo anterior está extraído de diversos artículos encontrados al buscar en Google "Elinor Ostrom" o "bienes comunes")

4 comentarios:

Inma dijo...

Me ha gustado el aporte, deberíamos tomar nota de muchas iniciativas que son favorables para el ser humano y para la naturaleza.
Cordial saludo

Juliana Luisa dijo...

Creo que podemos hacer muchas cosas y que no hacemos un poco por ignorancia, otro poco porque hemos estado entretenidos en otros quehaceres,... Pero nunca es tarde para saber de nuestras potencialidades no aprovechadas.

Muchas gracias. Un saludo

Ramon.M.S. dijo...

Hola, hay alternativas en estudio, como la Economía del bien Común, donde se abren interesantes debates sobre nuevas vias, mas colaborativas.https://www.facebook.com/economiadelbiencomun

Juliana Luisa dijo...

Ramón,
Acabo de contestar a la carta en que me hablas, entre otras cosas, de la Economía del Bien Común.
Muchas gracias por tu comentario.
Un saludo