El contenido de este blog se ha cedido al dominio público: puede ser copiado, parcial o totalmente, sin previo permiso de la autora.


viernes, 1 de junio de 2012

Índice de Desarrollo Humano

     El profesor de Filosofía Moral, Jesús Conill Sancho, en la conferencia "El horizonte ético de la economía", decía ver "un síntoma de que puede que se esté abriendo un horizonte realmente ético para la economía" en los estudios del Premio Nobel de Economía 1998, Amartya Sen.

     "La cuestión básica del nuevo enfoque de Sen es hacernos conscientes de que cuando preguntamos por la riqueza y pir la prosperidad (y por la pobreza, que es la otra cara de la moneda, aunque cuesta más darse cuenta) no basta con preocuparse por el dinero (o por el PIB per cápita), sino también por otros determinantes, por otros factores vitales y, por tanto, necesitamos contar con otras fuentes de información, por ejemplo, sobre la calidad de vida y sobre qué capacidad se tiene de conducir la propia vida. Por tanto, hay que tener información sobre la seguridad, las expectativas de vida, salud, servicios médicos, educación, trabajo, libertades, relaciones familiares .... Sobre todo, se requiere saber la forma en que la sociedad de que se trata permite a las personas imaginar; maravillarse, sentir emociones como el amor y la gratitud, que presuponen que la vida es más que un conjunto de relaciones comerciales..."

     "Se requiere información sobre lo que las personas pueden hacer y ser. Sin duda es más difícil, más complejo, medir y evaluar estas dimensiones, pero es necesario si se quiere saber cómo le va a la gente su vida en las diversas partes del mundo. De ahí la necesidad de contar con nuevos indicadores en los que pueda confiar para medir la calidad de vida". (Páginas 125 y 126 del libro en el que se recoge esta conferencia).

     En gran parte, las ideas desarrolladas por Amartya Sen han servido de base para elaborar, por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Índice de Desarrollo Humano (IDH).

   El Índice de Desarrollo Humano está compuesto  por tres parámetro: vida larga y saludable, educación y nivel de vida digno. Sin duda, un pequeño paso hacia el horizonte ético de la economía, hacia un cambio de paradigma del actual sistema económico-social, pero un paso que requiere la intervención del gobierno, cuya acción ha sido anulada en favor de unos "mercados" sin regulación. Un país que, gracias a sus dirigentes, ha  conseguido grandes mejoras sociales con muy poco crecimiento económico es Kerala.

    Sin duda, las tesis de Amartya Sen y el ejemplo de Kerala -entre otros- constituyen una esperanza, pero hay que decir, con Jesús Conill, que todavía hacen falta bastantes esfuerzos -que solo los ciudadanos pueden llevar a cabo- para que ética y economía avancen juntas.

2 comentarios:

Inma dijo...

Hasta que los ciudadanos no tomemos las riendas de nuestra actuación en la sociedad, no habrá cambio significativo en la forma de actuar de los gobiernos. Tenemos que creer en nuestra capacidad para afrontar los problemas con determinacíón y sin miedo. El miedo es el que está haciendo que nos se pase a la acción.
Tambíén habría que hablar del conformismo tan instalado en el día a día.
Cordial saludo.

Juliana Luisa dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Inma. En más de una ocasión se ha dicho que el siglo XXI será de la sociedad civil o no será.

Un abrazo