El contenido de este blog se ha cedido al dominio público: puede ser copiado, parcial o totalmente, sin previo permiso de la autora.


sábado, 18 de febrero de 2012

Decrecimiento sostenible

     En palabras de Serge Latouche, economista francés, "la consigna del decrecimiento tiene como meta, sobre todo, insistir fuertemente en abandonar el objetivo del crecimiento por el crecimiento [...]. En todo rigor convendría hablar de acrecimiento tal como hablamos de ateísmo". Por eso también se pueden llamar "objetores del crecimiento" a las personas pertenecientes a este movimiento político, social y económico.

     Los "objetores del crecimiento" opinan que de seguir por el camino del crecimiento iniciado se llegará a una situación de decrecimiento forzado, debido a la falta de recursos. Desde ese punto de vista, argumentan que no se puede pensar en el concepto de decrecimiento como algo negativo: cuando un río se desborda, todos deseamos que decrezca para que las aguas vuelvan a su cauce.

     Por otra parte, a los decrecentistas les preocupa la calidad de vida. Para los decrecentistas la calidad de vida está asociada con la satisfacción de necesidades como la subsistencia, protección, afecto, entendimiento, identidad, libertad, ocio, participación y creación.

     Para los "objetores del crecimiento" la innovación de que tanto hablan nuestros dirigentes focalizándola en la creación de nuevos productos y servicios, preferiblemente, exportables, debe dejar paso a la innovación en el "estilo de vida" para lograr una reducción importante del consumo. Invitan a los "consumidores soldados" de desertar, de dejar de obedecer a la publicidad y la moda y, en su lugar, a participar en otro "estilo de vida" basado en la ayuda mutua, la convivencia, la sociabilidad, es decir, que responda a las verdaderas características del ser humano.

     Como primeros pasos, debido a los problemas de contaminación y efectos sobre el clima a que da lugar el uso de energías fósiles, es importante pasar de la agricultura intensiva a la agricultura ecológica, adoptar medidas para el reciclaje y preservar los bienes ya creados en lugar producir cada vez más.

     Es importante destacar que un decrecimiento sostenible solo se puede llevar a cabo con éxito, si se lleva a cabo de "abajo a arriba" apelando a la responsabilidad de los individuos. Se supone que un cambio de "arriba a abajo" podría conducir a una crisis social que podría en cuestión la democracia y el humanismo. Sin embargo, si bien una "reestructuración ecológica" impuesta puede agravar el problema,  es cierto que si no se cambia de forma radical el paradigma económico sobre el que se basa nuestra civilización, es imposible evitar el cambio climático.

     NOTA. Como complemento me atrevo a aconsejar la lectura de http://pildoras-para-pensar.blogspot.com/2011/10/cambio-de-paradigma.html  en donde , recordando la sustitución del modelo de Tolomeo por el de Copérnico, señalo la necesidad de cambiar el eje alrededor del cual gira nuestro actual sistema económico-social. Más tarde en http://pildoras-para-pensar.blogspot.com/2011/10/propuesta-de-cambio.html recojo la propuesta de sustituir el crecimiento económico (eje actual) por el desarrollo humano. Con bastante antelación, dediqué unas letras a indicar la diferencias más importantes entre crecimiento económico y desarrollo humano, dos conceptos sobre los que he insistido en multitud de ocasiones.

3 comentarios:

Lorenzo Garrido dijo...

Sin duda este es el camino que todos deberíamos seguir. Algunos se toman el asunto del cambio climático a broma, llegan a sostener incluso que sería beneficioso para el ser humano.

Camino a Gaia dijo...

Uno de los mayores problemas para cualquier tipo de concienciación es que la información no llega a la gente.
El español medio pasa cuatro horas diarias frente al televisor. Estamos ante una apisonadora del espíritu crítico y ante un filtro que termina mostrando una visión de la realidad completamente manipulada.

Juliana Luisa dijo...

Lorenzo Garrido:
pienso que aquellos que niegan el cambio climático que, incluso, dicen que sería beneficioso, son aquellos beneficiados por el actual sistema. Las evidencias y los argumentos de los científicos son irrefutables.

Camino a Gaia:
El sistema tiene cuidado que el español medio no piense demasiado. Y si piensa en algo solo es el si mismo. Es la ley de la selva en la que ha sido educado.
Considero muy importante, no solo por esto, promocionar la creación de cooperativas y las asociaciones de voluntarios, no importa de qué tipo.

Un saludo a los dos