El contenido de este blog se ha cedido al dominio público: puede ser copiado, parcial o totalmente, sin previo permiso de la autora.


jueves, 16 de febrero de 2012

Decrecimiento

     Frente a la obsesión de nuestros dirigentes por el crecimiento económico, existe una corriente de pensamiento político, económico y social favorable a la disminución de la producción económica, es decir, que se sitúa al margen de la cultura de producir, comprar y vender. Su objetivo es la protección de la naturaleza y de los seres humanos, como parte de ella.

     Quienes pertenecen a este movimiento opinan que no es posible proteger la naturaleza sin reducir la producción económica. Decía Tim Jackson, al mismo tiempo que abogaba llevar a cabo cambios institucionales, que durante años había participado en numerosas negociaciones relacionadas con los recursos naturales y, últimamente, sobre todo con el cambio climático. Jackson señala de qué forma los lobbies industriales indican a los gobiernos que cualquier tipo de normativa supone una pérdida de ingresos y puestos de trabajo, cómo los gobiernos aceptan estos argumentos y de qué manera, al final, la respuesta es siempre la misma: "esto perjudica al crecimiento económico". Ya hemos mencionado de qué forma se ha elevado el crecimiento económico a la categoría de dios, un dios muy cruel.
     A pesar de ser "una persona del sistema",  Jeffrey D. Sachs indica que el capitalismo global "está destruyendo el medio ambiente natural a través del cambio climático y otros tipos de contaminación, mientras que una corriente implacable de propaganda de la industria petrolera hace que mucha gente desconozca esta situación".
     María Novo, utilizando el concepto de "huella ecológica", indica (pág. 79): "Esto significa que si todos los habitantes de la Tierra consumiésemos como lo hace un estadounidense, necesitaríamos al menos tres planetas como el nuestro para obtener recursos energéticos y materiales" (Ya hemos expuesto la opinión al respecto de los optimistas económicos)

     En cuanto a los seres humanos, Jeffrey D. Sachs, en el mismo artículo en el que mencionaba la "destrucción del medio ambiente natural", dice: "La publicidad masiva contribuye a muchas adicciones de consumo [antes se ha referido a la comida basura] que implican grandes costes para la salud pública; entre ellas, un tiempo excesivo frente al televisor, apuestas, consumo de drogas, tabaquismo y alcoholismo". Pero el problema es mucho más profundo de lo que aquí señala Sachs. Los partidarios del decrecimiento afirman que el actual sistema económico-social se opone a los valores humanos: la cultura del producir, comprar y vender responden al modelo de "la elección racional", que considera a las personas como máquinas de calcular, ignorando las verdaderas características de los seres humanos.

     Por otra parte, los que se llaman a sí mismos "decrecientes" afirman que los países del Norte están en deuda con los países del Sur, no solo porque el crecimiento del Norte se debe a un intercambio desigual con el Sur y porque el Norte ha impactado en las condiciones de vida, de salud y de derechos humanos del Sur, sino también porque el modelo de crecimiento del Norte ha destruido culturas y estilos de vida en los países del Sur.

4 comentarios:

Elemento Cero dijo...

Lo he dicho muchas veces. esgrimir el crecimiento económico como una meta política es una locura suicida. Tenemos un espacio limitado, entonces, ¿para qué crecer indefinidamente? ¿Cómo?

Hemos de aceptar la necesidad de replantear nuestros esquemas, y entender la necesidad de decrecer y vivir de manera sostenible.

Aunque los gobiernos quizá saben algo que nosotros desconocemos. ¿Pretenden irse a Marte a vivir cuando no quede nada en la Tierra?

La verdad es que no comprendo a nuestra especie.

Ramon.M.S. dijo...

Vamos formando grupos de debate...http://articulosclaves.blogspot.com/2012/02/transicion-nuevos-modelos.html

Estais invitados

Lorenzo Garrido dijo...

El decrecimiento está conpletamente silenciado por los medios de comunicación, pero es un movimiento social en expansión. Lástima que no cunda aún más.

Juliana Luisa dijo...

Elemento Cero,
Como dices es posible que sepan que no podemos seguir como hasta ahora, y no quieran hablar de posible falta de recursos èro no quieran decir nada para que "no cunda el pánico". No es la primera vez que nos tratan como niños que no entienden nada.

Ramón. M. S.
Gracias por tu invitación. Visitaré la página qie indicas.

Lorenzo Garrido
Es posible que el decrecimiento esté más extendido de lo que parece. Las personas desean ser felices y se están dando cuenta que para ello necesitan cambiar su forma de vivir.

Un saludo a todos