El contenido de este blog se ha cedido al dominio público: puede ser copiado, parcial o totalmente, sin previo permiso de la autora.


miércoles, 15 de febrero de 2012

El papel del Estado. Calidad de vida

     Ahora que tan preocupados parecen que están nuestros dirigentes con el tema del crecimiento económico, considero pertinente hacer unas preguntas.

     ¿Ese crecimiento económico irá acompañado de mejora social de igual magnitud? En anteriores situaciones, el crecimiento económico nunca ha conducido a un mayor desarrollo humano.

     ¿Sobre qué eje -crecimiento económico o desarrollo humano- debe de girar un sistema económico-social para que sea más justo y humano? 

     Qué es más importante en la vida de las personas,  ¿el crecimiento económico o el desarrollo humano?

     ¿Pueden -o deben- los gobiernos preocuparse por la calidad de vida de sus ciudadanos?

     Las tres primeras preguntas ya han sido contestadas, principalmente en los enlaces que se indican. Para contestar a la tercera pregunta pueden ser útiles los siguientes ejemplos:

     1. Kerala, Estado situado en el sur de India.
     Gracias a sus dirigentes, en Kerala se han conseguido grandes mejoras sociales con muy poco crecimiento económico: los logros sociales han sido mejores que en otros Estados de India, hasta el punto de que la expectativa de vida de hombres y mujeres de Kerala es incluso mayor que la de la población afroamericana de Estados Unidos, y la tasa de alfabetización femenina es mayor de la registrada en todas las provincias de China.
     El profesor del IESE (Universidad de Navarra), Sanjay Peters, ha escrito un libro, En busca del progreso y el equilibrio, en donde recoge los resultados de un trabajo empírico, cuyo objetivo era, por una parte,  conocer de qué forma el Estado de Kerala había conseguido esos resultados y, por otra, cómo podía exportarse esa forma de hacer. Peters destaca el importante papel que puede jugar el Estado a la hora de intentar conseguir mejoras de las condiciones sociales, aún cuando el crecimiento económico sea muy pequeño.

     2. Bután, situado en la región del Himalaya.
     Recientemente, tras una declaración de la Asamblea General de Naciones Unidas, que instó a los países a examinar de qué forma las políticas nacionales pueden promover el bienestar de sus poblaciones, decenas de expertos se reunieron en la capital de Bután, Thimphu, para analizar la experiencia del país, que había decidido perseguir la felicidad nacional bruta (FNB) en lugar del producto interior bruto (PIB).
     Según Jeffrey D. Sachs, uno de los anfitriones junto con el primer ministro de Bután, Jigme Thinley, "el país ha experimentado una estrategia alternativa y holística para el desarrollo que hace hincapié no sólo en el crecimiento económico, sino también en la cultura, la salud mental, la compasión y la comunidad".

     Mientras, los "civilizados" europeos, cuyos gobiernos no gobiernan sino que obedecen, nos encontramos en un vertiginoso descenso del bienestar de los ciudadanos y nos intentan convencer de que solo nos puede salvar el crecimiento económico, propiciado por los mercados.

 NOTA. En http://brujulaeconomica.blogspot.com/2011/02/economia-de-la-felicidad-castells.html se puede encontrar una detallada exposición sobre este tema. Estas señas me han sido enviadas por Ramón M. S. autor de varios blogs, entre ellos, articulosclave.blogspot.com)
 

   

11 comentarios:

Elemento Cero dijo...

Mientras nuestros gobiernos sigan destinando gran parte de su presupuesto a las armas y a los ejércitos, mientras sigan gobernando en función de los deseos del capital... mientras eso sea así, todo lo que puedan decir respecto a los derechos de las personas o su felicidad es una mentira.

El crecimiento solo favorece a los mercados, sin olvidarnos de la contaminación inherente a él. Nos engañan y nosotros nos creemos a pies juntillas lo que dicen.

Con muy poco se puede ser feliz; haciendo las cosas bien, podríamos tener una sociedad muy distinta.

Un saludo.

Juliana Luisa dijo...

Elemento Cero,
estoy totalmente de acuerdo contigo. Confieso que me es muy difícil adoptar una condición sumisa. Prefiero colaborar, dentro de lo que me es posible, con aquellos a quienes se les ha ocurrido una firam de actuar.

Tu comentario indica que a tí te sucede lo mismo.

Un saludo

Ramon.M.S. dijo...

Podriamos ser una sociedad distinta si las instituciones supranacionales fuesen controladas por la ciudadania, no por politicos influenciados por lobbies (de la industria financiera, armamento, energetica, farmaceutica etc)
.Federico Mayor Z indica ".Los países occidentales han marginado a la Naciones Unidas, han construido esos ridículos grupos como el G8, pero ¿qué son ocho países por muy ricos que sean frente al resto de la humanidad? Se pervierte la justicia social, la libertad. En los años 60 los jóvenes queríamos cambiar el mundo, y de pronto llegan Bush y Tatcher, hablando en nombre de la globalización y ahora estamos a los pies de los mercados en lugar de hacer una regeneración fiscal y reducir los gastos militares; en lugar de tener incentivos, eurobonos, medios que nos permitan reactivar este tejido industrial que hemos destrozado por codicia porque nos hemos ido donde más barato se producía, a China, y a otros países sin pensar cómo viven las personas que hacen esos productos. No nos ha importado el respecto a los derechos humanos".
pd (gracias por enlazar a mi blog)

Ramon.M.S. dijo...

Creo que hemos de ir hacia otros modelos de desarrollo responsable, con un crecimiento moderado, según necesidades reales, no dopado por la industria financiera, sea por bajos intereses, sea por expansiones monetarias. El problemas es como se desarrollan estos nuevos modelos, sin acuerdos económicos globales tipo BW ?
Como se crea crecimiento económico con pymes y empresarios sin recursos, sin créditos, sin posibilidad de apalancarse financieramente, invertir, crear valor y crear trabajo ? Se debe recordar que el exito de Alemania, pais competitivo es porque las pymes pudieron crecer, y especializarse siendo lideres cada una en su sector, no es solo cuestión de tamaño, es también de liderazgo en producto.
Como se compite contra países con modelos duales, que utilizan modelos de triple hélice, ademas de tener una banca direccionada hacia la industria y ademas de poder tener capital semilla para ofrecer a sus ciudadanos para que monten empresas en otros países a coste cero hasta que la empresa funcione, o bien con condicionales de genero ? Creo que no es solo una cuestión económica (economía geográfica-geoeconomia) o de finanzas es una cuestión de no tener unas instituciones supranacionales que pongan orden con normas de igual cumplimiento para todos.

Poderio dijo...

Hola a todos
Luisa, me gustan mucho tus ejemplos de comunidades donde ha habido actuaciones positivas con objetivos distintos del economico.
Me hace ver que es posible y da esperanzas.
Ramon, muy buenas tus aportaciones. Realmente geniales.

Un saludo

J. Felipe dijo...

El problema radica siempre en lo mismo ¿cuánto dinero es necesario para ser feliz? Volvemos a la cuestión de siempre: riqueza igual a felicidad. ¿Es esto así? Evidentemente NO.

Pero mientras la clase política dirigente, en todos los ámbitos del poder, permanezca siendo solo un instrumento de los que siguen esa filosofía, cegados por la avaricia, la codicia y el individualismo, mal vamos y peor seguiremos yendo.

Saludos.

Ramon.M.S. dijo...

Un modelo liberal-social en la UE, de Alexandre Muns "El desenlace de la crisis de la eurozona será decisiva en la pugna entre el modelo de economía social de mercado y el ultraliberalismo desregularizador que ha propiciado la burbuja financiera e inmobiliaria. Europa no es un enfermo económico resignado a contemplar cómo se impone un turbocapitalismo sin estándares laborales y medioambientales".(capitalismo de estado de China)

"La urgente liberalización del mercado laboral debe mantener las prestaciones por desempleo para los que verdaderamente las necesitan. Al drama de los parados de la construcción y los servicios de poco valor añadido se suma el de los empleados de televisiones públicas, aeropuertos y Spanair.

Ninguna sociedad ha encontrado un equilibrio perfecto entre libertad y seguridad social. Lincoln aseveró en 1854 que el objetivo de un Gobierno debe ser acometer únicamente aquellas acciones que los ciudadanos no puedan realizar por su cuenta. Por eso la mejor esperanza para los parados pasa por el fomento de las TIC, biotecnología, biomedicina, logística, energías renovables y otros sectores de futuro y ----no el mantenimiento de una dependencia insostenible social y económicamente----" .http://elcomentario.tv/reggio/un-modelo-liberal-social-en-la-ue-de-alexandre-muns-en-cinco-dias/16/02/2012/

Juliana Luisa dijo...

Muy buenas todas vuestras aportaciones. Acabo de leer un artículo del blog de Manuel Castells, eminente sociólogo. Después de hablar del 15M y otros grupos análogos, escribe: "Vivimos tiempos borrascosos. Pero las borrascas limpian el aire. ¿No se siente la brisa que viene del mar?

Saludos para todos y muchas gracias por vuestras aportaciones.

Ramon.M.S. dijo...

M.Castells estudie con un alumno suyo que después fue profesor y daba clases en un master en sociedad del conocimiento en la UOC
J.Torrens...
http://i2tic.net/es/equipo/joan-torrent-sellens/

Juliana Luisa dijo...

En líneas generales, no estoy de acuerdo con el análisis de Alexandre Muns. Por ejemplo, con "fomentar el crecimiento"; a mi juicio, el actual sistema económico y social, decesita un cambio drástico de paradigma, no puede seguir girando alrededor del crecimiento económico. Por ese camino vamos derechos al abismo.

Tampoco estoy de acuerdo con que la mejor esperanza para los parados pase por el fomento de las TIC. Las TIC sólo dará trabajo un pequeño grupo de personas, al mismo tiempo que mandará al paro a un grupo mucho mayor. La solución es otra.

Un saludo

Juliana Luisa dijo...

J, Felipe:
Muchas gracias por tu comentario. Creo que ya he mencionado el ejemplo de Bután. Bután, comparado con nosotros, es un país pobre. ¿Crees que sus habitantes no so felices?
En cuanto a nuestros dirigentes considero que estamos demasiados acostumbrados a que lo hagan todo. En una sociedad democrática, los ciudadanos deben contar.

Un saludo