El contenido de este blog se ha cedido al dominio público: puede ser copiado, parcial o totalmente, sin previo permiso de la autora.


lunes, 26 de marzo de 2012

Empresas sociales

     Los emprendedores sociales son personas o equipos de personas que crean una empresa para solucionar, de forma rentable y sostenida en el tiempo, un problema social existente. Los emprendedores sociales unen las oportunidades de negocio con la mejora de la sociedad.

     La empresa social da a todo el mundo la oportunidad de participar en la creación del tipo de mundo que quisiéramos ver. Gracias al concepto de empresa social, los ciudadanos no tienen que dejar todos los problemas en manos de la Administración y luego pasarse la vida criticando al Gobierno porque no consigue solucionarlos.

     Los jóvenes creativos tienen la posibilidad de, simultáneamente, crear sus propios puestos de trabajo y abordar los problemas sociales más difíciles. Su motivación será disfrutar del orgullo y satisfacción de ayudar a transformar una inadecuada realidad social.           

     ¿Cuál es la diferencia entre una empresa tradicional y una empresa social?  Tanto las empresas tradicionales como las empresas sociales generan riqueza, pero mientras que, en las primeras lo producido es para los accionistas o dueño de la empresa, en las segundas la riqueza generada es para la sociedad; según la estructura que se adopte, el porcentaje de las ganancias que se reinvierte en la sociedad es del cien por cien o porcentajes menores.  Es importante no confundir empresa social  con responsabilidad social empresarial.

     ¿Cuál es la diferencia entre una ONG y una empresa social?  Con respecto a las ONG, la diferencia reside es la sustentabilidad económica. Una de las debilidades más importantes de las ONG es la tendencia a depender de fondos externos, con lo cual puede suceder que un programa quede sin terminar por falta de dinero; es lo que suele llamarse "síndrome del 7 de enero": "se fueron los Reyes Magos, los fondos que sostenían el proyecto social ya se han gastado, y lo único que queda es desilusión". Las empresas sociales, en cambio, buscan generar sus propios ingresos para alcanzar los fines que se proponen.

     El mundo de las empresas sociales beneficia no solo a un grupo de personas, sino a toda la humanidad, en parte, porque cuando una empresa social resulta ser exitosa en un lugar, tiende a promover la creacion de otra análoga en otro lugar.

     En prácticamente todos los países existen redes integradoras u organizaciones de apoyo a las personas que desean crear una empresa social. Ashoka (ashoka.es) es una asociación internacional de emprendedores sociales, que brinda capacitación, seguimiento y todo tipo de colaboración a negocios sociales en todo el mundo. En su página web indica que para desarrollar un mundo donde sea posible una constante innovación, se necesita un sector ciudadano fuerte y establecido; por eso lleva a cabo acciones cuyo objetivo son la transformación del sector ciudadano para que sea más emprendedor, integrado y eficiente.

     La Fundación Lanxonet  es un ejemplo de empresa social, patrocinada por Ashoka. Otra empresa social similar es una que intenta solucionar el problema de la gestión de recursos naturales que son bienes comunes de la humanidad es otra empresa preocupada por la gestión del territorio: propietarios individuales y entidades locales firman acuerdos voluntarios en los que ceden la gestión de la tierra a organizaciones ciudadanas creadas para conservarla.  Otro emprendedor social está cambiando el modelo de prisiones en España, eliminando la cultura carcelaria que convierten las prisiones en escuelas de delincuencia; según el emprendedor responsable, en las prisiones donde trabaja ha logrado reducir la tasa de reincidencia a un 10-15% frente al 60-70% del régimen tradicional. Porque la variedad de empresas sociales son muchas y muy variadas, les invito a que visiten la página web indicada.

3 comentarios:

Elemento Cero dijo...

Muy interesante esto de las empresas sociales. Creo que puede ser una gran alternativa para contribuir al progreso de nuestra civilización y al progresivo abandono de modelos caducos e injustos. Y digo "alternativa" perfectamente sabedor de que debería ser la norma, y no una opción.

Un saludo.

Diego Escribano C. dijo...

Muy interesante. Mohamed Yunus consideró hace años a las empresas sociales,a las que identificaba como complementarias respecto a las empresas tradicionales, como una pieza importante en la configuración futura del mundo.
Es,por otro lado, importante seguir manteniendo el compromiso con las ONGs, éstas deben buscar la sostenibilidad del esfuerzo pero es comprensible que sus proyectos no generen ingresos por sí mismos.
Por otro lado,espero que la tarea de bastantes ONGs sea asumida por las administraciones públicas en el futuro, reconociendo de esta forma obligaciones colectivas que no deberían depender del compromiso individual de algunas personas.

Juliana Luisa dijo...

Estimados Elemento Cero y Diego Escribano son muchos los economistas y sociólogos que, como pensáis vosotros, los gobiernos no pueden permanecer ajenos a la proliferación de empresas sociales y ONG.

Un saludo