El contenido de este blog se ha cedido al dominio público: puede ser copiado, parcial o totalmente, sin previo permiso de la autora.


jueves, 26 de abril de 2012

Recientes declaraciones del FMI

     Según la prensa, el Fondo Monetario Internacional (FMI) cree que "para evitar que los cotes de resolución sean demasiado altos para que el sector los pueda soportar (...) puede ser necesario un mayor recurso a la financiación pública...". Los ciudadanos deben seguir salvando a los bancos.

     Puesto que, son frecuencia, se dice que los ciudadanos son los que han tenido la culpa al gastar más de lo que tenían, quizá sea bueno contar la historia desde el principio. Eso es lo que ha hecho Paco Roca, Premio Nobel de Comic 2008, en un trabajo publicado en el PAÍS SEMANAL, "Crónica de una crisis anunciada". He aquí una parte de ese trabajo:

     Los bancos nos ofrecieron de forma generosa...
       "..., pero, hombre, cómo se va a ir de aquí así. Cojan, cojan más dinero, no sean cobardes. ¿No necesitan arreglar la casa? ¿Tienen ya un segundo vehículo ...?  ¿Qué tal si ampliamos la hipoteca y se dan un caprichito yéndose de vacaciones al Caribe?

     Los bancos nos dan dinero para que compremos nuestra casa. Ese dinero debemos devolverlo en plazos mensuales a los que se añaden inevitablemente los intereses.

     Desde su origen, esta ha sido la forma normal en que los bancos obtenían su beneficio.

     Pero parecía que las ganancias obtenidas no satisfacían del todo a los banqueros. ¿Qué hacer entonces para ganar más dinero? ¿Y si aplicamos una pizca de ingeniería financiera?. 

     Con una maestría digna del mejor de los alquimistas, los bancos convirtieron nuestra deuda en fondos de inversión de alto riesgo, pero de gran rentabilidad. De esta forma nuestras deudas les generaron mucho dinero. La avaricia les estaba llevando  especular con lo intangible. Todos estaban obteniendo grandes beneficios jugando con nuestro dinero.


     Parecía que todo jugábamos en una partida de Monopoly. Todos los que tuvieron la oportunidad compraban y vendían casas o invertían en Bolsa.

     Hasta que un buen día la partida se fue al garete ...


     Se puede aceptar que los ciudadanos tuvieron algo de culpa, porque firmaron hipotecas y participaron en el juego del Monopoly, aunque, como dice Roca, "si hubieran explicado las hipotecas [y los fondos de inversión] en formato de comic, se habrían firmado la mitad". Pero fueron los bancos los que, queriendo aumentar sus ganancias, llevaron a cabo el proceso de ingeniería financiera. Entonces, ¿por qué deben pagar solo los ciudadanos?

     El actual sistema económico así lo tiene establecido."Pero no nos gusta que un gran número de bancos se derrumbe", dijo Martin Wolf.  No es la primera vez que esto sucede. Hace unos años, a los países del Sur les sucedió algo parecido: algo parecido porque los ciudadanos nunca vieron el dinero. Entonces, como ahora, intervino el FMI. ¡Que paguen los ciudadanos! ¿Cómo? Austeridad presupuestaria, privatizaciones de empresas públicas y servicios públicos, etc. Y nada de regular el mercado de capitales.

     ¿No hay alternativas? Eminentes economistas dicen que sí, pero... el FMI es el FMI.

9 comentarios:

Mar Nofler dijo...

el fmi son unos ladrones, nos están robando y los gobiernos sumisos les dan lo que piden ¿por qué? para que no se detape la trama ¿que trama? las cuentas ficticias de los bancos?
Los gobiernos de los paises pagan y a cambio callan, no publican las malas cuentas de los bancos que en vez de dinero tienen pisos y empresas.

El FMI es la destrucción del mundo, la globalización culminada. Pronto se descubrirá la verdad y acabaremos con ellos, pero para eso tienen que querer nuestros gobiernos. Pararles de una vez los pies.

Elemento Cero dijo...

Esto es como el asunto de la Fórmula 1 en Valencia; la empresa encargada tiene pérdidas millonarias y la Generalitat se hacer cargo de todo aportando 34 millones de las arcas públicas. Nacionalizan las pérdidas y privatizan los ingresos.

Destruyen el estado del Bienestar y, en su lugar, nos dejan deudas y mentiras. No me parece un trato justo, y digo yo que algo podremos hacer al respecto.

Juliana Luisa dijo...

En el actual sistema económico los mercados de capitales carecen de regulación. Desde hace tiempo se está reclamando la aplicación de la tasa de Tobin, algún que otro político dice que hay que imponerla, pero nada de nada.
Es absurdo pensar en una confesión o autoregulación.
Muchas gracias a los dos por vuestas aportaciones

Mar Nofler dijo...

Gracias a tí por tus estupendos artículos.

La tasa tobin, ni es tasa, ni es Tobin, ni es sobre los bancos.
Al menos eso dice mi "gran amigo" El doctor Rodriguez Braun.

Querida Juliana vivimos sobre una mentira universal.
Que paseis un bárbaro fin de semana!!

Juliana Luisa dijo...

Como dice tu "gran amigo", la tasa Tobin no es sibre los bancos, es un pequeño impuesto sobre algunos movimientos de capitales que causan graves daños y el nombre de tasa de Tobin se debe a que se le ocurrión al economista premio Nobel Tobin. Por ella llevan mucho tiempo luchando algunos grupos altermundistas, principalmente para obtener dinero para los países pobres y, desde luego, también para frenar estos movimientos de capitales. Las ONG la han bautizado ahora como tasa Robin Hood.
Hace tiempo dediqué una entrada a ese tema.

Muchas gracias por tus buenos deseos. Un abrazo

Mar Nofler dijo...

je, je, bueno , gracias a tí por tus indicaciones y por los tuyos!!! me refiero a los deseos, a los buenos deseos, claro... ¿a que me voy a referir si no?
Un poco de humor nos viene bien a todos...aunque a través de estos aparatos es difícil transmitirlo.

José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga dijo...

En este Monopoly parece que falta la casilla de la cárcel.

Mar Nofler dijo...

Muy bueno lo del monopoly!!!

Juliana Luisa dijo...

Tiene razón José Ramón: en ese Monopoly faltaba la casilla de la cárcel, pero es que iba todo muy bien.

Un saludo