El contenido de este blog se ha cedido al dominio público: puede ser copiado, parcial o totalmente, sin previo permiso de la autora.


martes, 14 de junio de 2011

Distintas sensibilidades

     Tras ser elegido, el 30 de abril de 2008, para integrar el Comité Consultivo de Derechos Humanos, Jeans Ziegler compareció ante los medios de comunicación con la finalidad, en un principio, de realizar un balance de su anterior gestión como Relator Especial de Naciones Unidas sobre el derecho a la alimentación. No obstante, en esa comparecencia no se limitó a realizar ese balance, sino que, además, criticó abiertamente a la Organización Mundial del Comercio (OMC) y acusó a su director de tener una línea de trabajo

      "totalmente contraria a los intereses de pueblos mártires del hambre, porque son los pagos proteccionistas los que impiden a los campesinos cultivar alimentos".
 
     Y afirmó que

     "las revueltas del hambre que han tenido lugar ya en 37 países van a intensificarse, y el número de personas afectadas por la malnutrición va a aumentar en los próximos cinco o seis años".

     En opinión de J. Ziegler, "el orden mundial es asesino", porque hoy "el hambre no es una fatalidad", no es algo inevitable; según él, el hambre en África es "fabricada", principalmente, por Europa, gracias a las subvenciones agrícolas. Como complemento, añadió:

     "Pienso que se impone un deber moral de cambio, que va más allá de la política. Los países africanos no podrán salir adelante mientras se mantenga ese dumping agrícola (su venta por debajo del coste de producción). Eso provoca que los excluidos quieran emigrar a Europa y nuestra única respuesta es militar".

     A petición del periodista de una propuesta respecto a estos "refugiados del hambre", Ziegler contestó:

     "Que se les otorgue un derecho provisorio a entrar en Europa dada su extrema necesidad. No es ilegal que entren debido a su estado de necesidad. Es un principio antiguo bien conocido en Derecho Internacional".

2 comentarios:

Inma dijo...

Hola, muy bien traidas las delcaraciones. El derecho internacional está totalmente caduco, las OOII se han quedado obsoletas y no pueden dar respuesta a las necesidades de protección de los paises pobres. El tema de los alimentos me recuerda al a pelicula Mad Max, luchaban por el petróleo, ahora por comida. No nos damos cuenta porque en el primer mundo tenemos cubiertas las necesidades y nos hemos puesto la benda de la insolidaridad. Cuando despierten los desheredados, no habrá quién pare. De hecho, ya lo estamos viendo.
Un cordial saludo

Juliana Luisa dijo...

Muchas gracias por tu comentario. Son muchos los estudiosos que indican que si este problema se desatiende ahora, nuestros hijos vivirán un mundo de inseguridad infernal Debemos actuar, por una parte, por egoísmo y, por otra, por exigencia del estado de humanización que hemois alcanzado